MIRATGE BLAU

Les nou en punt, encesa la llum

I tu i jo, i tu i jo i el mar, i tu i jo mirant

Sons dels avions passar

A les deu en punt només jo cridant

Aquest amor esmentat.

Marca el rellotge les onze en punt

Marca el paisatge les dotze en punt

Marques els marges i punt

Passa una, dos, tres, quatre, cinc

I jo no sé molt de temps

Estaré gaudint de tu, de tu amb mi.

 

El sol i el mar, el foc cuinant

Arròs i pau d’un cor encisat

Avions i plors, el vent bufant

Amors i goigs d’un món d’enamorada

 

LOS PECES NO CIERRAN LOS OJOS

Qué siente un infante cuando cumple los diez,

Se siente tan grande, tan pequeños son sus pies.

El mundo de adultos no es fácil de entender,

Los libros esconden secretos de niñez.

Un día en la isla leyendo la encontré

No sé qué tenía debajo de la piel

Su voz se entendía con la fuerza de aquel

Que en toda su vida nada pudo ver.

Playa de los pescadores

Muelle donde echo el sedal

Dice que soy como un pez en el mar

Mis ojos nunca se pueden cerrar

​Septiembre en la isla deja ver en su mar

Colores distintos que esperan el final.

De aquella chica recuerdo sólo que

También se reía por los dedos de los pies.

Queda lejos ya el niño de diez

Años que jamás volverán a ser

Queda lejos ya el niño de diez

Años que quizás vuelvan a ser.

Playa de los pescadores

Muelle donde echo el sedal

Dice que soy como un pez en el mar

Mis ojos nunca se pueden cerrar

 

De aquella chica también recuerdo que

Curaba en sus manos heridas de mi ser

Su nombre no lo sé, su nombre no lo sé

Su nombre no lo sé, su nombre no lo sé

No lo sé...

 

ÁNGELA

Ella tiene dos alas que saben nadar,

Pero no por el mar

También tiene palabras que sin decir nada

Te bailan un vals

Ella escribe canciones sobre un huevo frito

Que es su favorito entre los demás.

Ella es Ángela, Ángela, Ángela

Niña y mamá.

 

Con sus dos alas doradas que saben nadar,

Pero no por el mar

Va por la tierra escondida detrás de la vida

Y deseando saltar

Ella mantiene sus fuerzas aunque los dolores

Le digan ya está, ¡ya está!

Ella es Ángela, Ángela, Ángela

Niña y mamá

 

OJALÁ

Ojalá hoy me pidas venirte conmigo a la luna

Ojalá este canto te abrace como tú necesitas

Ojalá que la vida que falta sea vida mejor

Que la que se nos pasa entre prisas y ansias

Por la vida mejor que nos falta.

Ojalá hoy se acaben los días sin sueños cumplidos

Ojalá este canto acaricie tu llanto perdido

Ojalá que la vida pasada quede atrás y mirar

Lo que ahora es el agua de la vida pausada

Que cambió sin oír la llamada.

Ya no quiere más oscuridad

Sólo quiere luminosidad

Ya no tiene ganas de llorar

Sólo tiene ganas de cantar.

Cantarle al bien, cantarle al mal, cantarle a lo que vendrá

Cantarte a ti, cantarme a mí, cantarle a todos igual

Cantarle al bien y al mal y a lo que vendrá

Cantarte a ti y a mí y a todos igual.

Ojalá hoy decidas ponerle salud a tu vida

Ojalá este canto te ayude a sanar las heridas

Ojalá las heridas pasadas cierren pronto el canal

Que desangran el alma y que irritan la calma

Por un monstruo que ya no hace nada.

Ojalá hoy se escapen los miedos por un túnel de amor

Y ojalá que mañana también haya un túnel de amor

Para nuestra canción.

 

Y cantarle al bien, cantarle al mal, cantarle a lo que vendrá

Cantarte a ti, cantarme a mí, cantarle a todos igual

Cantarle al bien y al mal y a lo que vendrá

Cantarte a ti y a mí y a todos igual

Cantarte a ti, cantarme a mí, cantarle a todos igual.

 
 

TIEMPO, ¡PARA!

Se conoce que

El amanecer quiso entender

La verdad más verdad de su ser

Y así empieza a ver…

La voz de un hombre

Abrazándole, amándole

Con la sed de un tiempo que fue

Años antes que el aire bañado en miel

Por vez primera, me vio nacer.

Y es entonces que…

Los dos mirándose, los dos hablándose

Se desnudan el alma en pie

Y sin miedo a ser…

El instante que

Que ahora es, que podrá ser

Que quizás algún día ya fue

Años antes que…

Para, tiempo, para

Déjame ver su alma

Para, por favor, tiempo ¡para!

Que quiero oler su cara.

¡Para! ¡Para! Tiempo, ¡para!

Quiero saber qué pasa

Y qué pasa cuando él me habla

Y qué pasa, qué pasa cuando me abraza

Y qué pasa, qué pasa si un día se calla

Y qué pasa, si mis piernas le abrazan…

 

EL PRÍNCEP DIU ADEU

Adéu, adéu, tan sols

si et quedes del meu cor

el fil més prim que guarde

per cosir les teues arracades

d’aquest arbre blau

que vas plantar al meu jardí.

Dilluns, dilluns, només

si puc quedar-me amb tu

Somiant la llum, d’un món

Desesperat, destartalat, desubicat

que se’ns apareix

quan fem l’amor al despertar.

Taula parada a ta casa

i un vi que descansa

en onades vermelles i blaves

I ens miren la vida passar.

Sons que m’atrapen, cors que bateguen

I em deixen ocells cantant, fent melodia brillant

d’amor que tinc només

Per tu, per tu, per tu

I se m’apareix

quan fem l’amor al despertar

 

FER COSES DE BONDAD

Fer coses de bondat…

Fer coses de bondat…

Ser mare i eternament cuidar la vida, la seua vida

Eixir de casa en la nit només per fer més fàcil el meu camí

Despullar-me davant d’aquell que no fa més

que posar-me i posar-me roba damunt del cor.

I acceptar que ja no hi és, ja no hi és

Respectar que no, que no vol parlar

Encara que l’ànima es trenque per dins,

Es trenque per dins al veure els teus ulls.

Fent coses de bondat,

Fent coses de bondat,

Així la va enamorar

Tota la eternitat.

Traure llavors en casa teua i deixar-les caure a les meues mans.

Compartir allò que més estime amb el món sencer sense excepció.

I donar-te un somriure, i altre somriure,

i altre somriure més quan et poses davant dels meus ulls.

I fer-li, fer-li, fer-li, fer-li un concert al mar.

I dir-te adéu amb tranquil·litat

Tancar la porta i veure com te’n vas

Encara que l’ànima es trenque per dins

Es trenque per dins al veure els teus ulls,

Els teus ulls.

 

SACEDONCILLO

Cada persona que pasa por aquel pueblo

Ve quizás sólo las ruinas de los que vivieron

Pero si te paras a mirar cada piedra como está

Verás que allí está nuestro hogar.

Nunca sabremos qué día fue el primero

Ni tan siquiera sabremos cómo lo hicieron

Pero si decides pasear y a las piedras escuchar

Verás que allí está nuestro hogar.

Sacedoncillo se llama el pueblo

Donde unos niños quizás nacieron

Sacedoncillo se llama el pueblo

Donde unas niñas riendo y cantando quizás crecieron.

Las casas quedaron vacías cuando ellos huyeron

En busca de ayuda y cobijo contra lo violento

Pero tras la guerra y lo mortal, al fin pudo regresar

Y anclar la piedra que es nuestro hogar.

Al menos algunos pudieron volver y escribir en la piedra

Lo que sólo algunos sabrían leer al mirar la proeza

De alzar este pueblo en la Tierra

De alzar este pueblo en la Tierra.

Sacedoncillo se llama el pueblo

Donde unos niños quizás nacieron

Sacedoncillo se llama el pueblo

Donde unas niñas riendo y cantando quizás crecieron.

Sacedoncillo se llama el pueblo

que está muy cerca de los pueblos negros

Negros se llaman porque su piedra es de pizarra en Guadalajara

Sacedoncillo, Sacedoncillo, Sacedoncillo, Sacedoncillo

 

EL VERDE YA NO ES TAN VERDE

Cuando miro al norte todo es tan verde

Rebosa la tierra de vida

Tan, tan verde, que de las sonrisas

Parece que broten semillas.

Igual de verde se ilusiona la niña

La niña que siempre ríe

La niña que siempre llora

La primera vista al paisaje

Le hace soñar y soñar, soñar más verdes

Pero al pasar unos días

El verde ya no es tan verde.

Fijaos en la salvia, espígol y rosas

Que traen las verdades a esta vida loca

Y aunque pasen unos días

El verde ya no es tan verde.

Como una rosa que ríe y que llora

Está la niña de las amapolas

Galanes y violas adornan los ojos

De todo el que escucha el color de sus hojas.

Pero cuando canta y llora...

Ay mi niña, mi niña ríe, ríe porque llora

Y quien llora es porque ríe y quien ríe es porque llora

Y riendo y llorando, y llorando y riendo

Pasa la vida