El verde ya no es tan verde

Cuando miro al norte todo es tan verde

Rebosa la tierra de vida

Tan, tan verde, que de las sonrisas

Parece que broten semillas.

Igual de verde se ilusiona la niña

La niña que siempre ríe

La niña que siempre llora

La primera vista al paisaje

Le hace soñar y soñar, soñar más verdes

Pero al pasar unos días

El verde ya no es tan verde.

Fijaos en la salvia, espígol y rosas

Que traen las verdades a esta vida loca

Y aunque pasen unos días

El verde ya no es tan verde.

Como una rosa que ríe y que llora

Está la niña de las amapolas

Galanes y violas adornan los ojos

De todo el que escucha el color de sus hojas.

Pero cuando canta y llora...

Ay mi niña, mi niña ríe, ríe porque llora

Y quien llora es porque ríe y quien ríe es porque llora

Y riendo y llorando, y llorando y riendo

Pasa la vida